Cómo crear tu propia Escape Room en 5 pasos

Introducción al Escape en Vivo

El Escape en Vivo es un juego genial para disfrutar con amigos y compañeros, y aún con la buena oferta de ocio alternativo que existe y la cantidad de buenos juegos de escape que podéis encontrar en vuestra ciudad, un “escaper” de pro siempre buscará algo más.

Alguna vez nos han preguntado cómo construir nuestro propio Escape Game para preparar en casa con la excusa del cumpleaños de un amigo o para sorprender a nuestra pareja haciendo algo original, y hemos decidido elaborar esta mini guía de “cómo preparar una escape room casera en 5 pasos”.
Los apartados que aquí comentamos son los mismos que nos planteamos en The Exit a la hora de imaginar nuestras particulares aventuras, aunque en este caso (y por ser vosotros ;) ) los hemos ordenado un poquito mejor y facilitado el seguimiento.

Poner esto en marcha en tu propia casa no requiere demasiado dinero ni un set de bricolaje demasiado extenso, aunque su mayor requerimiento es completamente innegociable: dosis industriales de imaginación para crearlo y la capacidad de analizar el diseño “desde fuera”. Un juego de escape nunca es perfecto, y en sus orígenes seguramente tendrá más fallos esperando a ser corregidos que aciertos.

1. Escoge tu escenario

Un juego de escape en vivo requiere siempre de un recinto cerrado en el que poder construir una historia y de la que acabar escapando. No necesitáis grandes decorados. El comedor de vuestra casa puede convertirse con pocos detalles en la escena de un asesinato o la guarida de un peligroso delincuente. ¡Imaginación al poder!.

No te cierres a la posibilidad de utilizar varias habitaciones, idearlo en el sótano o en la buhardilla. A más rico sea el escenario, tanto o más complicado será el juego, aunque para los principiantes recomendamos comenzar por una sola estancia de tamaño medio.

2. Elementos básicos de un ‘live escape game’

Es importante tener a mano ciertos accesorios que darán riqueza a vuestro juego. Unos pocos candados son imprescindibles, baratos, y que ayudarán a mantener la intriga hasta el final. Necesitaréis también cajas o contenedores cerrados en los que esconder los objetos clave. Una Escape Room sin algunos candados ni llaves no se disfruta igual :P

También podéis ocultar pistas y objetos en el entorno. Desde dentro de un jarrón a una simple cajonera. Piensa que no todo lo que se encuentre debe estar bajo llave desde el comienzo.
Posiblemente podáis dejar a la vista algunos objetos que no se puedan usar hasta el final de la aventura. Eso siempre le otorga un poco de dramatismo a la aventura, y por qué no decirlo, confundirá hasta al jugador más experimentado.

3. ¿Donde está el truco?

Toda Room que se precie debe tener “la chispa”. Ese juego de ingenio que sorprende a todos los jugadores sin excepción y que la hace ser única. Puede ser ese código secreto que solo tu conoces, esa caja misteriosa que te regalaron, un puzzle original o ese bote de tinta invisible que nunca llegaste a usar. Es hora de añadir la sal a nuestro guiso.

¿Quieres algo sugerente?. Cierra alguna caja con unas férreas cadenas. Eso le dará un toque perturbador. Utiliza tecnología para sorprender a los jugadores con códigos digitales en una agenda electrónica o en un viejo teléfono móvil. Prepara una linterna para iluminar un lugar oscuro o prepara esos libros para que sus títulos formen una frase esclarecedora.
Estos son los pasos que más disfrutarán los investigadores. Dedícales el mayor tiempo posible.

4. Preparando la mejor historia

Tenemos los “basics” de la room, pero nos falta darle vida. Nuestro hombre de hojalata está pidiendo a gritos un corazón. Es hora de poner nuestra imaginación en juego e idear nuestra historia. Distribuir pequeños textos, mensajes con recortes de periódico, un viejo diario, la última carta leída por la víctima…. Todo ello hará que nuestro relato sea creíble y mantendrá la adrenalina al máximo para conseguir un rato de ocio emocionante.

Ya sabes como funciona. Tú también has leído libros de ciencia ficción y has visto miles de películas de aventura. Debes fijar una menta a la altura de la mejor superproducción de Hollywood. Un robo, una misteriosa desaparición o un asesinato con turbios intereses puede ser el hilo directos, aunque no olvidéis que la conclusión debe ser rotunda. Encontrar la confesión del culpable o escapar por una puerta darán ese toque triunfal que requiere tu juego.

5. La secuencia de juego definitiva

Lo tienes todo, pero ahora llega el verdadero desafío: Dar orden dentro del caos. Hay que procurar que la aventura esté guiada y cada prueba avance secuencialmente, ya que un error puede suponer el final prematuro de la aventura, o un lio garrafal para los jugadores y para el Game Master. Esta parte requiere de algunas pruebas para asegurarte de que los enigmas están correctamente hilvanados. No dudes en pedir ayuda a algún amigo, ya que ellos te ayudarán a ver los fallos de tu Escape Room desde afuera.

Date un poquito de tiempo y realiza algún test. No hay mejor manera de asegurarte al 100% que todo funciona como un reloj. También te dará valiosa información de los puntos débiles de tu aventura, así que deja que la experiencia te guíe y te haga más sabio. Se dice que errar es lo que forma al maestro. Te recomendamos que te equivoques todo lo que puedas y más :D.

 

Y ya lo tienes. Si has cumplido todos los pasos debes estar disfrutando ahora mismo de la escape room más original del mundo. Bueno…. quizá necesites ajustar un poco esa conexión entre enigmas o facilites la resolución de algún paso que otro. Sea como sea tienes un gran camino recorrido.

Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más info

ACEPTAR
Aviso de cookies